liderando-1-620x450

No eres un líder cuando un día te levantas, decides que lo eres, y así se lo expresas a tus colegas y colaboradores.

– Cuando hablas de ti en tercera persona.

– Cuando no te rodeas de algunos colaboradores que puedan hacer contigo el rol de “Pepito Grillo”

– Cuando restringes el papel del líder al que da órdenes al resto para que obedezcan.

– Cuando funcionas y haces las cosas únicamente por tu beneficio y no el de tu empresa ni el de tus colaboradores.

– Cuando no tratas de manera honesta ni leal a tus colaboradores y colegas.

– Cuando desconoces lo esencial del área que estás dirigiendo.

– Cuando piensas que el “yo gano tu pierdes” es el objetivo a conseguir.

– Cuando compites con tus compañeros olvidando que ahí fuera hay empresas que nos retan y que juegan en nuestra misma cancha.

– Cuando no entiendes que, en muchas ocasiones, para que brille tu equipo tú tienes que adoptar el rol de secundario.

– Cuando no alcanzas a comprender que uno de los principales roles de un líder es servir a sus colaboradores y al resto de la organización. No confundas servir y ser servicial con el servilismo o ser un sirviente.

– Cuando no conoces tus puntos fuertes y tus áreas de mejora ya que ello te impide escoger la configuración correcta de tu equipo.

– Cuando al hablar de ti prefieres decir “lidero” antes que “dirijo”.

– Cuando no entiendes que la palabra líder es una palabra vacía de contenido que por sí sola no significa nada.

– Cuando ser o no ser considerado un líder no te es indiferente.

Tags: , , , , , , , , ,