manoregalo

Dentro de mi experiencia laboral trabajé 2 veces  como agente de atención al cliente y tengo que decir, sin ningún género de duda, que saqué valiosas conclusiones que me fueron útiles a lo largo del tiempo y en otros trabajos o funciones ya no relacionadas con la de agente de atención al cliente.

Aquí van 10 cosas que aprendí hablando con clientes:

  1. Hablar con clientes me dio la oportunidad de hablar en primera persona de lo que les ocupaba y preocupaba a las personas que pagaban a mi empresa por el servicio que ofrecía. Relacionarte con clientes durante 8 horas al día te brindaba la oportunidad de conocer de primera mano y sin intermediarios sus preocupaciones, demandas, anhelos, reproches, comentarios y apreciaciones.
  2. Hablar con clientes me enseño a que no se trataba de dirimir quién tenía la razón sino que todo era cuestión de perspectivas y enfoques. Mi labor era entender el enfoque del cliente y utilizarlo para darle la solución que estaba esperando.
  3. Hablar con clientes me hizo ver que “un poquito” de empeño en hacer bien el trabajo unido a un envoltorio de empatía podía ser igual a una solución plenamente satisfactoria para el cliente.
  4. Hablar con clientes me hizo entender que la idea que el cliente tendría de la compañía sería siempre equivalente al nivel de amabilidad y solvencia de sus empleados.
  5. Hablar con clientes me ayudó a darme cuenta de que bajo la apariencia individualista del trabajo de teleoperador se escondía un entramado de relaciones en las que lo que tenía que primar era la mejor versión de cada uno trabajando en equipo.
  6. Hablar con clientes me enseño que cada día era una novedad, que no sabías a ciencia cierta qué es lo que podía pasar y a qué nuevos retos habría que enfrentarse durante la jornada.
  7. Hablar con clientes me enseñó que el que aprende a gestionar bien su silencio tiene un arma más poderosa que la propia palabra.
  8. Hablar con clientes me hizo entender que el valor de la palabra y de atender a los compromisos era para ellos más significativo que los contratos que habían firmado para adquirir el servicio.
  9. Hablar con clientes me mostró que comenzar a trabajar en una empresa atendiéndoles podía ser un magnífico cimiento para un fructífero desarrollo profesional
  10. Hablar con clientes me ayudó a ponerme a prueba y a someterme a retos continuos relacionados siempre con la mejor solución en el menor tiempo posible.

Por eso si a día de hoy atiendes a los clientes de tu empresa mantén abiertos los ojos y absorbe todos los conocimientos posibles. Si no es tu caso busca la manera de hablar con ellos o al menos trata de escucharles porque no dejan ni dejarán de aportarnos las claves que tenemos o tendremos que afrontar para garantizar la supervivencia de nuestro negocio.

Tags: , , , , , , , , , ,