estudio_mercado_suscipite

Debemos averiguar, definir y concretar quienes van a ser nuestros futuros clientes.

  • Cuál es su volumen, en número. ¿nos dirigimos a un mercado local, provincial, nacional, internacional, etc.?
  • Cómo está repartido actualmente el consumo entre los diferentes competidores. Se llama distribución de las cuotas de mercado.
  • Cuál es el grado de satisfacción de dicho público objetivo con los actuales suministradores del producto que queremos ofertar.
  • Cuál es la percepción del precio que consideran equivalente, el que están dispuestos a desembolsar por nuestros productos o servicios.
  • Cuál es el coste de cambio de suministrador, suponiendo que nuestra oferta fuese percibida como más interesante por algunos de ellos. El coste no siempre es medible en términos económicos, sino en términos conceptuales o psicológicos, de cambio de hábitos, etc.

  1. Segmentación del Mercado.

Se trata de concretar las características que posee nuestro “público objetivo” o “Nicho de mercado”, es la selección que hacemos de posibles consumidores de nuestros productos en base a una serie de variables:

Las más usuales: Sexo, edad, estado civil, tamaño de la familia, nivel económico, nivel académico, hábitat climatológico, hábitat urbanístico, ocupación, aficiones, hábitos de compra.

Y lo podemos complicar hasta el infinito añadiendo la información de la red (El famoso “big data”) que es incluso llegar a analizar las opiniones, intenciones y deseos de compra de estas mismas personas previamente segmentadas.

  1. Fase de lanzamiento.

El estudio de mercado en este caso sirve para concentrarse en temas tan importantes como:

– ¿Tendrá éxito el concepto de productos que tenemos?

– ¿Será comparado mejor, peor o igual que el de nuestra competencia?

– ¿Cumplirá las expectativas de nuestros clientes?

– ¿Gustará su nombre? ¿El color? ¿El envase?,…

Para averiguarlo contamos con diferentes herramientas:

  1. Pruebas de concepto

    ¿Tiene el concepto un atractivo lo suficientemente amplio como para tener éxito? ¿A qué segmentos del mercado, atrae más? ¿Cuáles de los beneficios que proporciona son los más llamativos para los potenciales compradores?

  1. Pruebas del producto

    ¿Es el producto tan bueno como creemos? ¿Cómo se compara con la competencia?

 

  1. Cumplimiento del concepto.

    ¿Qué expectativas tiene el producto en los clientes? ¿Las satisface?

 

  1. Pruebas del nombre comercial.

    ¿Gusta el nombre a mi público objetivo? ¿Qué les sugiere? ¿Coincide con lo que queremos sugerir? ¿Es corto, memorable y de fácil lectura?

  1. Pruebas del envase.

    ¿Es atractivo? ¿Cómodo? ¿Práctico? ¿De fácil manejo? ¿De fácil transporte? ¿Moderno?

  1. Investigación de publicidad.

    ¿Cuál es la estrategia elegida para lanzar el producto? ¿Cuáles son los medios de difusión oportunos? ¿Qué concepto general pretendemos difundir? ¿Qué posicionamiento le vamos a dar al producto? ¿Con qué presupuesto contamos?

  1. Pruebas de seguimiento.

    ¿Con qué medios contamos para realizar pruebas de seguimiento que nos indiquen el funcionamiento del plan?

 

  1. Fase de Crecimiento y Madurez.

    ¿Necesitará nuestro producto, algún cambio o modificación? ¿Sería bueno ampliar nuestro mercado? En caso de ampliar ¿qué ampliaríamos? ¿Nuestro segmento? O ¿nuestro mercado en sentido de expansión geográfica? Nuestros objetivos no se cumplen ¿cuáles son las causas? ¿Deberíamos potenciar nuestra imagen corporativa?

 

Espero que tanto la primera como esta segunda parte os hayan resultado interesantes, y esperamos que compartáis vuestros conocimientos con nosotros.

 

Tags: , , , , ,