ambicionsuscipite

Cualquier día del año 1987:  Salgo a la calle con mi madre a  la compra, o al médico, da igual. Nos encontramos con una vecina  y se ponen a hablar de lo divino y lo humano, tras preguntar por la familia pasamos a lo profesional y a la pregunta, hecha por mi madre, de qué tal va el trabajo la vecina contesta: “mi hijo es jefe, gana buen dinero y en su empresa manda a 100 personas”, 100 es una cifra orientativa, pero son dos ceros y da cierto empaque.

Las palabras “jefe” y “mandar” han estado íntimamente ligadas a la cultura del éxito de este país. Algunos de los pilares de esta cultura podrían ser:

– Cásate y forma una familia.

– Vive en en una casa que tenga OBLIGATORIAMENTE más de 100 metros cuadrados, menos podría ser deshonroso, y con piscina. La ausencia de piscina podría suponer que ciertos líderes o lideresas de opinión  pusieran en tela de juicio tu éxito.

– Se Jefe.

– Manda.

– Ten una segunda residencia en Marina D’or.

A lo largo de los años escuché la misma conversación una y mil veces y al final desarrollé una teoría relacionada con la posibilidad de que España fuera el primer país del mundo donde la pirámide del trabajo se hubiera puesto del revés y hubiera más jefes que “mandados”. “Spain is different”.

Ahondemos en la cultura del éxito, mientras que que muchos “guruses”, economistas, tertulianos y tertulianas de postín nos hablan de economía, de liderazgo y de política no escucho ni veo que nadie quiera ir un poco más atrás y hable de planes académicos, de cultura, de leer, de estudiar, de aprender idiomas y de esforzarse. Eso no lo veo, y no lo veo porque durante muchos años hemos identificado como exitoso o exitosa la cultura de la zafiedad hortera y ostentosa del nuevo rico,  el enriquecimiento por arte de magia, el no esforzarse, el “hacerse famoso o a un famoso”  y el consumismo exacerbado. Todo ello tuvo consecuencias, las aulas se vaciaron y muchos fueron a buscar “El Dorado” en forma de mega urbanizaciones en el secarral Manchego. Eso sí, cuando las cosas se pusieron mal los conquistadores de esa “tierra prometida” tuvieron que volver a las aulas porque comprobaron que “El Dorado” era mentira y que además solo sabían hacer lo que sabían hacer y de lo que sabían hacer no había nada. Este es un breve resumen de los últimos diez años de este país.

Con este componente genético y con un sistema de valores personal y social que a día de hoy está bastante tocado, cuando no hundido en algunos casos, existe una mínima posibilidad de salvarnos. Esa posibilidad es pariente de Doña Coherencia y de Don Sentido Común. Estos dos atributos han sido denostados en nuestra época de “vacas gordas” porque no eran “cool” y porque no sumaban ceros.

Aquí os dejo una serie de puntos que podrían ser buen aliño para la coherencia y el sentido común:

Sobre el éxito. Éxito es sentirse bien con uno mismo haciendo algo que te completa y da sentido a 16 horas de tu vida o más si eres insomne. El éxito no tiene nada que ver con la cuenta corriente o la posición que ocupas en una empresa.

“Tempus Fugit”. El tiempo pasa y nada es inmutable. La vida es cíclica, y eso significa que habrá momentos para todo. El sentirse en la cúspide es algo que debe invitarte a relativizar, a quitarle importancia y a ser mucho más consciente de que pasarás a otro estadio que no tiene que se peor sino otro. Si sientes que estás en el pozo relativiza, coge fuerzas y pelea por lo que quieres hacer, tu oportunidad acabará llegando.

Fíjate en las hormigas. Siempre guardan alimento durante la estación más beneficiosa, verano, para prepararse para el frío invierno. La naturaleza es sabia pero hemos preferido urbanizarla.

“Aprende de”. Al final la mayoría de las cosas negativas que nos pasan son debidas a una siembra que iniciamos hace bastante tiempo sobre un terreno yermo. Entendamos qué pasó, aprendamos de ello y sigamos adelante.

Huye de los mensajes “Chauvinistas” y catetos relacionados con que a pesar de todo esto España es un gran país porque nos queda la paella, la Alhambra y la Mezquita de Córdoba. Eso está muy bien pero la Alhambra, la Mezquita, la paella, el cocido y la fabada no nos van a sacar de esta.

Feliz Domingo.

Tags: , , , , , ,